PAZ ARMADA

Desde siempre los humanos han desarrollado su instinto bélico. Cuando sólo se trataba de ínfimos grupos familiares que conformaban un clan que iba tras la carroña o las presas fáciles, al llegar a algún lugar bueno para sobrevivir debieron luchar con animales que querían devorarlos, e incluso con otros clanes humanos que pretendían quitarlos de esa ubicación. Cuando comenzó la agricultura y los clanes y tribus se asentaron en lugares ideales cercanos a ríos y protegidos de los depredadores, fue cuando comenzó la lucha entre grupos que intentaban quitarles lo que les había costado obtener con cosechas, caza y pesca. Las piedras y palos fueron sustituidos por arcos y flechas, que ahora no sólo eran usados para la caza sino también para defenderse de otros grupos humanos.
El desarrollo de los objetos bélicos ha sido parte importante de la inventiva del Hombre en sus sociedades. Hoy en día cada país, con los motivos que sean, se arma. Unos para defenderse de posibles ataques, otros para detener contrabando y grupos delictuales, y los más para protegerse de embestidas terroristas. Lo que sí está claro es que la venta de armas es un negocio interesante para muchos países. Los mayores vendedores de armas son Estados Unidos, el que más exporta a nivel mundial, Rusia, China, Francia y Alemania. El “Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo” (SIPRI), informa que en el período 2012 – 2016 el comercio de armamento creció un 8,4%, el quinquenio de mayor crecimiento desde el fin de la Guerra Fría. Los mayores importadores de armas en los cinco años pasados han sido Arabia Saudita y Qatar, seguidos por la India, que compra de Rusia, Estados Unidos, países europeos, Israel y Corea del Sur. Vietnam saltó desde la posición 29 como comprador de armas entre 2007 – 2011 al décimo lugar entre 2012 – 2016. Estados Unidos es el principal abastecedor mundial, con un tercio de las ventas mundiales, seguido por Rusia, que acaparó el 23% de las exportaciones mundiales entre 2012 al 2016, teniendo como principales clientes a India, Vietnam, China y Algeria.
Demostración de este “buen negocio” es cómo en España, la región de Cataluña ha exportado en los últimos tres años entre el 24 y 26% de lo que vende el país, facturando casi 45 millones de euros, siendo superada sólo por el País Vasco, que el 2016 facturó al exterior casi 85 millones de euros. Después vienen Madrid con 15,9 millones de euros, Castilla y León con 10,9 millones y la Comunidad Valenciana con 9,6 millones.
Corea del Norte, cuyas exportaciones anuales son de apenas $3.834 millones, logra su escalada armamentista porque mantiene a su población con un régimen de hambre y sin consumo. China le compra el 54% de su producción y Argelia el 30%. Corea del Sur adquiere el 16% del resto de sus exportaciones.
En la Conferencia de Herzlía, el jefe de la Fuerza Aérea de Israel, Amir Eshel, dijo que “las ventas de armas de las últimas semanas en Oriente Medio podrían costarle a Israel la superioridad aérea”. Arabia Saudita recibirá armas de Estados Unidos por un valor de 110.000 millones de dólares, y también Qatar ha firmado un contrato de 12.000 millones de dólares por aviones de combate F-15. El ministro de Defensa Avigdor Liberman comentó a la Radio del Ejército que “no estoy tranquilo con la carrera armamentista en Medio Oriente”. “Las ventas de armas en la región han alcanzado 215 mil millones de dólares y esta no es una pequeña suma”.
En septiembre del año pasado Estados Unidos e Israel firmaron el mayor acuerdo bilateral de la historia estadounidense, un acuerdo de defensa de 38.000 millones de dólares en diez años a partir de 2019. Israel recibirá este año 3,1 mil millones de dólares y los siguientes años 3,3 mil millones, más 500 millones de dólares para sistemas antimisiles. Aparte de cañones y sistemas de mantenimiento naval, Israel compró diecisiete cazas F-35 de la firma Lockheed Martin de Estados Unidos, cuya entrega se completará en diciembre de 2024. Ya recibió cinco aviones F-35 de un total de nueve para este año como parte del acuerdo. En una primera instancia Israel compró 19 cazas F-35 a un costo de 125 millones de dólares cada avión. Un segundo acuerdo de 14 aviones tendrá un costo de 112 millones de dólares cada uno, y el precio seguirá cayendo hasta unos 80 millones de dólares cada avión en los años siguientes.
Israel también vende armamento a diferentes países, cuyos nombres no da por seguridad. En un informe que cubre desde 2008 al 2012 aparecen cuarenta y un compradores diversos, varios de ellos de Latinoamérica, e incluso países sin relaciones con Israel, como Pakistán, Marruecos, Emiratos Árabes Unidos y Argelia. Israel desarrolla productos bélicos muy avanzados, y es uno de los principales vendedores de drones, aviones no tripulados, que se usan para vigilancia e inteligencia. Según un informe del “Medio Defense One”, el ejército de Estados Unidos habría adquirido un equipamiento militar israelí capaz de aniquilar drones pequeños, como los que usa ISIS. El contrato que la Fuerza Aérea estadounidense con Elta North America Inc., filial de Israel Aerospace Industries (IAI), es una compra de 15,6 millones de dólares. Consiste en veintiún sistemas portátiles de defensa aérea (Manpads). El sistema es llamado “Drone Guard”, que identifica y permite derribar drones pequeños, ha sido presentado en diferentes exposiciones internacionales.
Irán se está preparando por lo que consideran una amenaza del presidente estadounidense Donald Trump. Según un informe de una fuente militar del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI), la dirigencia de Irán ha aprobado aliarse con Rusia para tener su protección ante algún ataque militar de parte de Estados Unidos. Los funcionarios iraníes recomendaron al líder Ali Khamenei que para que Rusia acepte, se le otorguen beneficios en los campos de petróleo del sur iraní permitiéndole explotarlos, lo que le rendiría a Rusia más de cincuenta mil millones de dólares anuales, salvando así las sanciones norteamericanas por Crimea. Y que se le de acceso al Golfo Pérsico, antiguo sueño ruso, lo que permitiría a Rusia controlar puertos iraníes, lo que le facilitaría defender a Irán de algún ataque estadounidense. Khamenei ya le ha otorgado a Rusia el uso de la base militar de Noje como apoyo de su tarea en Siria. También han recomendado reabrir un frente contra Israel mediante Hezbollá del Líbano y grupos palestinos de Gaza y Cisjordania para mantener a Estados Unidos preocupada de Israel y desviar así su atención de Irán. La opinión pública mundial iría contra Israel, concentrándose la atención en ese conflicto, lo que desviaría un eventual ataque de Estados Unidos contra Irán. Según este análisis iraní, Rusia tendría que firmar un compromiso militar según el cual le brindaría a Irán apoyo en caso de una guerra contra cualquier país. Sin embargo no toma en cuenta que de no llegar un conflicto, como lograría Irán que Rusia devuelva los beneficios que estaría recibiendo.

Comments are closed.