ESCISIÓN

Escisión significa separación, división, desmembración. En estos momentos España se enfrenta al problema de la independencia de Cataluña, declarada el 27 de octubre de 2017. No es el único caso en el que etnias o agrupaciones intentan o logran separarse de un Estado al que están adheridos. El 1° de enero de 1993 Checoeslovaquia se escindió en dos nuevas naciones, la República Checa y Eslovaquia de manera pacífica, a la que se menciona como “el divorcio de terciopelo”. No fue el caso de la antigua Yugoeslavia, que entre el 25 de junio de 1991 y el 5 de junio de 2006 se produjeron conflictos que llevaron a la disolución del país y a la formación de seis repúblicas, Eslovenia, Croacia, Bosnia-Herzegovina, Montenegro, Macedonia y Serbia. En 2008 se independizaron de la provincia Serbia, sin reconocimiento internacional, Kosovo y Metohija.
Actualmente hay muchos grupos en el mundo que quieren independizarse en los países en que están insertos. Esto sucede en casi todos los continentes, las más de las veces producto del colonialismo que creó naciones en un escritorio sin tomar en cuenta las diferentes etnias, muchas veces antagonistas entre ellas, que se vieron obligadas a compartir el mismo territorio. En Bélgica comparten el país los flamencos, que hablan otro idioma que sus coterráneos del sur, ya que el de ellos es cercano al holandés y los otros son francófonos, aparte de un pequeño grupo que habla alemán. Hay partidos políticos que querrían una separación. Lo mismo ocurre en muchos lugares del mundo, donde ya sea por conquista o por imposición colonialista diferentes grupos se han visto obligados a compartir un territorio.
Tras la Primera Guerra Mundial las potencias aliadas, Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos, hicieron varios Tratados, entre ellos el Tratado de Sevres, todos en relación con la Conferencia de Paz de Paris de 1919. Este Tratado dejó al Imperio Otomano sin la mayor parte de sus posesiones, limitándolo a Estambul y parte de Asia Menor, logrando así su expulsión de Europa, lo que era el sueño del cristianismo durante quinientos años a partir de la Liga Santa
(La Liga Santa fue una coalición militar integrada por la Monarquía Hispánica, los Estados Pontificios, la República de Venecia, la Orden de Malta, la República de Génova y el Ducado de Saboya para luchar contra el Imperio otomano en 1571. La batalla más importante de la Liga Santa fue la batalla de Lepanto).
En Anatolia Oriental (en Asia) se aseguraba la creación de un estado autónomo para los kurdos, el Kurdistán, lo que después fue desconocido, dejando a los kurdos apátridas hasta el día de hoy. Los británicos y franceses se repartieron el Medio Oriente e inventaron países donde jamás existieron, como lo son Irak, Líbano, Siria o Palestina, la que incluía el actual territorio de Jordania. Durante la Primera Guerra Mundial, Gran Bretaña prometió a los árabes que crearía un estado árabe independiente que abarcaría Arabia, Siria, Líbano, Palestina (Israel y Jordania, nombre que fuera inventado por el emperador romano Adriano, siglo II e.c., para humillar a los judíos) e Irak, obteniendo así ayuda árabe contra los turcos y alemanes. No cumplieron su palabra, y con Francia se dividieron la zona.
Habían prometido a los judíos que todo el territorio del Mandato Británico sería un país judíos – “Hogar Nacional Judío” según la Declaración Balfour del 2 de noviembre de 1917 -, pero tampoco cumplieron, escindiendo del territorio más del 70% del mismo para inventar en 1922 a Transjordania, hoy en día Jordania, a cargo del que pusieron como rey al príncipe Abdala I, hashemita, clan de la tribu quraish de la Mecca, de la que también fue miembro Mahoma. Tras levantamientos árabes contra los judíos, azuzados por el Mufti de Jerusalem Husseini, antisemita pro nazi, y contragolpes de grupos judíos, Gran Bretaña finalmente decidió retirarse de su Mandato sobre Palestina. Las Naciones Unidas votaron porque lo que quedaba del exiguo territorio restante se separara en dos estados, uno judío y otro árabe.
Nadie daba un peso porque el país judío pudiera resistir el ataque de los países árabes que lo atacarían. Estos fueron Egipto, Siria, Transjordania, Líbano, Irak, Arabia Saudita, Yemen, más agrupaciones como el Santo Ejército, el Ejército Árabe de Liberación y los Hermanos Musulmanes. Pero como es conocido, los judíos les vencieron y el Estado Judío de Israel se ha desarrollado como un país moderno y democrático en medio de dictaduras y conflictos entre los otros países de Medio Oriente. Continúa un conflicto con los árabes de Hamas, grupo terrorista que controla Gaza y cuya meta es destruir Israel, y con la Autoridad Palestina que rige en gran parte de Cisjordania – Judea y Samaria -, que se presenta como moderada pero fomenta atentados contra civiles israelíes. No se ve solución a este conflicto, ya que lo que realmente está en juego es la religión islámica, que no acepta “intrusos” en lo que consideran parte de su territorio ancestral, al contrario de lo que parecen creen en occidente, que sería un conflicto por tierras.

Comments are closed.