tocando el shofar

Entre Rosh Hashaná, el Año Nuevo judío y Yom Kipur, Día de la Expiación, transcurren diez días, “aseret eimei teshuvá”, los “diez días de retorno”, durante los cuales Dios decreta lo que le va a ocurrir a cada persona el año próximo. Son los días de introspección, en los que hay la oportunidad de remediar las faltas que se pudieron cometer a lo largo del año. Durante esos días la comunicación con Dios está abierta, y El revisará el comportamiento de la persona durante el año.
Durante esos días Dios evalúa cómo los creyentes actuaron durante el año y termina de juzgarlos en Yom Kipur. La tradición dice que Dios perdonará los pecados cometidos hacia Él y la Torá, pero las faltas hacia sus semejantes deben ser remediadas por los Hombres.
En Rosh Hashaná se conmemora la creación del Hombre, Adan, por Dios. No se trata de una celebración alegre como es el año nuevo común, pues es el momento de reflexionar sobre el comportamiento que se ha tenido y como remediar las faltas, en comunicación personal y directa con Dios. Rosh Hashaná ocurre en el séptimo mes, Tishrei, según los meses en la Torá, que comienzan con Nisán, que recuerda la liberación de los hebreos de la esclavitud en Egipto, y es el primer mes en el calendario hebreo actual. El nombre del mes Tishrei tiene su origen en los meses de la antigua Babilonia, y viene del idioma acadio: “tasritu”, comienzo, y “surru”, comenzar. El nombre del mes fue adoptado por los judíos exiliados por el rey de Babilonia, Nabuconodosor II – 586 a.c. al 536 a.c. -. Tishrei no figura en la Torá, sólo aparecerá en el Talmud.
Yom Kipur es el día en que el judaísmo conmemora el Día de la Expiación, perdón y arrepentimiento. Es el día más solemne del año para el judaísmo, y se ayuna bebida y comida. Se prohíbe el baño y las relaciones conyugales. La oración en Yom Kipur comienza con el rezo conocido como Kor Nidre, que se debe recitar antes de la puesta del sol. Kol Nidre es una palabra en arameo que significa “todos los votos”, y es una revocación de los votos religiosos incumplidos entre una persona y Dios durante el año anterior, pero no anula los hechos entre personas. Yom Kipur se origenó cuando Moshé, cincuenta días después de huir de Egipto con el pueblo hebreo – israelita, judío -, ascendió al monte Sinaí para recibir de Dios los Diez Mandamientos, y al bajar cuarenta días después se encontró con que el Pueblo había pecado fabricando un becerro de oro para adorarlo como dios pagano. Moshé rompió las piedras de la Ley con los Mandamientos, y el Pueblo necesitó el perdón divino para volver a recibirlas por el grave pecado cometido, pero sólo después de suplicar durante semanas. Moshé ascendió nuevamente al monte Sinaí al comenzar el mes de Elul, y tras otros cuarenta días Dios perdonó al Pueblo y entregó las segundas Tablas de Piedra con los Mandamientos. Moshé bajó con ellas el día diez del séptimo mes, Tishrí, y ese día se convirtió en el primer Yom Kipur. A contar de entonces, cada año en esa fecha Dios escuchará los rezos para perdonar los pecados.
Es en Yom Kipur cuando Dios da finalmente su veredicto sobre el comportamiento de la persona, lo que comenzó en Rosh Hashaná. En la antigüedad, hace tres mil quinientos años, lo que ocurría respecto al juicio de Dios era completamente real y vigente para las gentes, de manera que el castigo divino no era evitable de otra manera.
Los diez días que transcurren entre Rosh Hashaná y Yom Kipur son los más importantes para el Pueblo Judío. A lo largo de la historia, muchos judíos fueron obligados a convertirse a la fuerza al cristianismo o al islam, y el rezar el Kol Nidre les eximía de haber “pecado” por su conversión.

Comments are closed.